Cultura organizacional: su importancia en las empresas

Categorías
CEUTEC Emprendimiento Negocios UNITEC

Inicio » Blog » Cultura organizacional: su importancia en las empresas

Un negocio exitoso requiere de una combinación de muchos aspectos, desde una buena idea comercial y el suficiente capital, hasta un gran equipo de trabajo. Dentro de la ‘receta’ del éxito también se encuentra otro factor: la cultura organizacional.

Y es que se sabe que las empresas con culturas saludables tienen 1,5 veces más probabilidades de que sus ingresos crezcan 15% o más durante tres años. Además, casi el 70% de los empleados y líderes aseguran que la cultura organizacional es más importante para el éxito comercial que la estrategia y las operaciones.

¿Qué es la cultura organizacional?

Se refiere al conjunto de valores, creencias, expectativas, prácticas y actitudes de una organización, y cómo estos aspectos influyen en el comportamiento de sus empleados. También es posible entender este concepto como el conjunto de rasgos que hacen de una empresa lo que es.

Es decir, la cultura organizacional es como la personalidad de la compañía. Desde HubSpot la definen como la promesa que las compañías hacen a sus empleados sobre cómo es trabajar para ellos. ¿En qué tipo de entorno puede esperar trabajar la gente? ¿Cuáles son sus valores fundamentales? ¿Cuáles son sus normas?.

¿Por qué es tan importante la cultura organizacional?

La cultura de la empresa da forma a la experiencia de los empleados, para bien o para mal. Puede tener un efecto positivo, negativo o neutral en su comportamiento, y por ende, en el éxito o fracaso de la compañía. Tener una cultura organizacional fuerte, ofrece muchos beneficios, entre ellos:

Disminuye la rotación

Las personas que se sienten valoradas y respetadas en su lugar de trabajo tienen menos probabilidades de abandonarlo. Por ello, la cultura organizacional juega un papel clave en la retención de empleados y, por consecuencia, en la reducción de la rotación.

Una cultura tóxica repelerá a los mejores talentos, pues hará que busquen otro empleo. Una sólida y positiva, por su parte, conseguirá que los colaboradores quieran quedarse a largo plazo.

Mayor compromiso de los empleados

Las empresas con culturas sólidas se asocian con una mayor productividad y rentabilidad, y un mejor compromiso de los empleados. Es así, puesto que contar con colaboradores altamente comprometidos puede conducir a un aumento del 202% en el rendimiento de la compañía.

Poder transformacional

Pasar de tener empleados comunes a defensores de la empresa no es tarea fácil. No todas las organizaciones pueden lograrlo, pero las que desean hacerlo, tienen que enfocarse en la cultura organizacional. Las empresas que reconocen los esfuerzos de sus colaboradores y celebran los éxitos del equipo tienen más probabilidades de transformar a su personal en embajadores de la marca.

Actualmente, el 46% de los buscadores de empleo citan la cultura de la empresa como un factor relevante al elegir postularse para una compañía. Siendo así, las organizaciones deben asegurarse de tener una perspectiva verdaderamente positiva.

Si querés lograr este cambio corporativo y sacar provecho de la cultura organizacional, con una maestría en administración de proyectos, podrás aprender todo lo necesario para impulsarla y fortalecerla.

TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE: